¿Quieres saber si tu empresas está comprometida con la Seguridad Vial?

Rellena el cuestionario

  • Inicio
  • Blog
  • La importancia de los espejos para una conducción segura

La importancia de los espejos para una conducción segura

Al conducir, debemos tomar consciencia de todo el entorno de nuestro vehículo para evitar accidentes. En la ruta no estamos solos, y para la convivencia con peatones, ciclistas, motociclistas y otros automóviles, es necesario vigilar constantemente nuestras acciones como las de quienes nos rodean.

La importancia de los espejos para una conducción segura 

Contar con una visual ampliada del entorno es esencial a la hora de evitar accidentes y poder llegar a salvo al destino determinado. Para poder contar con dicha visión existen los espejos retrovisores, que junto a otros elementos como los controles de estabilidad, sensores y frenos son parte de la seguridad activa del auto. Lamentablemente, es uno de los elementos más descuidados por los conductores, sean estos principiantes o no, provocando accidentes por efectuar maniobras sin la supervisión del entorno adecuada.

La ubicación de los espejos es determinante para evitar obstáculos en el campo visual, evitar principalmente los puntos ciegos, mejorando la percepción espacial del vehículo.

La importancia de los espejos

Los espejos retrovisores son diseñados para controlar el entorno del vehículo desde el asiento del conductor, permitiéndonos efectuar maniobras seguras sin poner en riesgo a los demás, y evitando que tengamos que realizar la peligrosa maniobra de girar el cuerpo para controlar nuestro alrededor. La incorrecta o nula utilización de estos elementos de seguridad provocan una cifra importante de accidentes de tránsito.

Las situaciones más comunes donde los espejos son indispensables las vivimos adelantando un vehículo, en un cambio de pista, estacionando, ver la conducta al volante de otros conductores, supervisar la distancia con el vehículo de atrás. Tal es la importancia de los espejos como elementos de seguridad que la legislación chilena, en la resolución 54 de 1994 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones dispone que “Los vehículos motorizados de cuatro o más ruedas, según su tipo y clase, llevarán dos espejos laterales externos, montados sobre soportes estables, adaptables, a las necesidades de cada conductor, que le permitan la retrovisión por ambos costados. Los espejos y sus soportes deberán estar libre de aristas vivas y puntos filosos”. Además, el artículo 75 numeral 3 de la ley 18.290 “Ley de Tránsito” dispone: “Los vehículos motorizados según tipo y clase estarán provistos, además, de los siguientes elementos: …

3.- Espejo interior regulable, que permita al conductor una retrovisión amplia.

Tratándose de los vehículos de carga, de movilización colectiva o de características que hagan imposible la retrovisual desde el interior del mismo, llevarán dos espejos laterales externos;…”

Tipos de espejos y cómo ajustarlos

Por lo señalado en las disposiciones legales anteriores, y por lo que vemos a diario en nuestras calles, los vehículos cuentan con los siguientes espejos:

  1. Retrovisor central: Es el espejo ubicado frente al asiento del conductor, dentro del habitáculo, de forma que se pueda observar todo lo que se encuentre cerca del vehículo por la parte posterior. Indispensable para controlar la distancia con el vehículo de atrás y observar peatones, objetos o algún automovilista. Junto con los espejos laterales permite una visión más íntegra.

  2. Retrovisor lateral izquierdo: Espejo retrovisor montado sobre el marco izquierdo del parabrisas y puerta izquierda. Determinante para adelantar vehículos.

  3. Retrovisor lateral derecho: Espejo retrovisor montado sobre el marco derecho del parabrisas y puerta derecha. Permite ver la alineación al momento de estacionarte.

Para el primero, retrovisor central, es clave centrarlo, pretendiendo poder ver el vidrio trasero por completo, sin necesidad de desplazar la cabeza.

Para el retrovisor lateral izquierdo, es necesario sentarse correctamente en el asiento del conductor, mirar hacia la izquierda, hay que ver la línea del horizonte en el centro del espejo y un poco del chasis. Luego hay que desplazar el espejo de modo que se pueda ver la esquina lateral del auto y el rostro de otros conductores a la vez.

En el caso del retrovisor derecho, es el mismo procedimiento anterior, hacia la derecha.

Con los tres espejos bien regulados, deberíamos tener una visión panorámica casi completa de lo que existe a los lados y atrás de nosotros. Para verificar la correcta regulación de los espejos, es determinante que la visión de cada uno de los laterales no choque o coincida con lo reflejado por el retrovisor central. Es decir, lo que miras a través de los espejos debe ser una continuación de los otros. La principal importancia del correcto uso de los espejos es eliminar o minimizar los puntos ciegos, espacios laterales traseros y en ambos lados contiguos al parabrisas. Aquí un esquema donde se ubican los puntos ciegos:

Tipos de espejos y como ajustarlos

Consejos para evitar accidentes

Para llegar a tu destino sin novedades negativas, te invitamos a seguir los siguientes consejos:

  • Siéntate cómodo en tu posición de conductor, y ajusta los espejos antes de poner en marcha el vehículo con la calma que necesites.

  • Tener los espejos siempre limpios.

  • Revisar los espejos constantemente, no solo al efectuar maniobras de adelantamiento o cambios de pista.

  • Al tener consciencia de los puntos ciegos, evita poner tu vehículo a la altura del punto ciego de otro vehículo.

  • Ten consciencia del mensaje en los espejos: los objetos se encuentran más cerca de lo que parecen.

Controlar nuestro vehículo es responsabilidad del conductor, pero no tenemos control de lo que sucede en nuestro entorno. Evita accidentes vigilando tu entorno con la correcta utilización de los espejos. Un uso inadecuado de los espejos puede provocar accidentes que nadie quiere lamentar, se responsable y utiliza todos los elementos de seguridad que tu vehículo tiene, en especial los espejos.   

Javier Estay Soza – Abogado Asesor