• Inicio
  • Blog
  • El sueño y la fatiga al volante, peligro constante

El sueño y la fatiga al volante, peligro constante

¿Te cuesta mantener la atención sobre la carretera?, ¿te pesan los ojos, no los puedes mantener abiertos?, ¿te sientes cansado y fatigado? Todos estos síntomas los hemos experimentado al momento de conducir. Sin embargo, el peligro que puede producir el que no estemos atentos a las condiciones del tránsito, puede provocar un accidente. Choques por alcance, salidas de la vía, choques frontales, muchas veces son consecuencia de un conductor que se encontraba bajo los efectos de la fatiga o el cansancio.

Según lo que indica el “libro del nuevo conductor”, los datos a nivel internacional revelan que entre el 15 y 30% del total de accidentes de tránsito ocurre porque el factor sueño está asociado, directa o indirectamente y muchos de ellos tienen consecuencias fatales.
Expertos aconsejan no manejar por más de 5 horas seguidas y el código del trabajo para los choferes de buses y camiones, les conseja también, detenerse cada 2 horas para hidratarse, caminar y así evitar la fatiga y el cansancio.

Efectos del cansancio y del sueño en la conducción

Para conducir es imprescindible estar descansado ya que la conducción requiere de una total atención, esfuerzo físico y mental. El cansancio influye en la capacidad de alerta del conductor para circular con seguridad y si se tiene cansancio y sueño, ocurre lo siguiente:

El sueño y la fatiga al volante peligro constante opt

  • Aumenta el tiempo de reacción: Esto explica accidentes como colisiones por alcance, cuando el vehículo de adelante frena y no se alcanza a frenar a tiempo.

  • Aumenta el número de distracciones al volante: La somnolencia dificulta la concentración en el tránsito. Esto es mayormente peligroso cuando se conduce en un ambiente monótono y de poco tráfico.

  • La capacidad de tomar decisiones al volante y el juicio se alteran: Con sueño las personas se demoran más en tomar una decisión y aumenta la posibilidad de riesgo. El cansancio y el sueño aumentan los errores en la estimación de las velocidades.

  • La coordinación psicomotriz empeora y la movilidad del conductor se altera: Los músculos se relajan ocasionando movimientos más lentos y menos precisos.

  • Pueden presentarse micro sueños: son algunos periodos de algunos segundos en que el conductor, sin darse cuenta, se queda ligeramente dormido y ajeno a lo que ocurre a su alrededor.

  • La percepción del entorno se altera: Con sueño la visión se vuelve borrosa, resulta más difícil, enfocar la vista y puede aparecer una fatiga ocular.

  • Se producen cambios en el comportamiento: Con sueño y cansancio un conductor puede ponerse inquieto y puede ponerse más hostil con los demás usuarios de la vía.

La fatiga está directamente relacionada con el sueño, como aparece y como evitarla.

Es importante saber que circunstancias favorecen la aparición de la fatiga, para poder evitarlas.

  • Circunstancias en la vía con mucho tráfico, ya que exige un aumento de la concentración.

  • Conducir por una vía en mal estado.

  • Conducir por un camino no conocido.

  • Conducir de noche o en condiciones climáticas adversas.

  • Mala ventilación del vehículo.

  • Circular en un vehículo en mal estado.

  • Conducir un vehículo con asientos incómodos.

Para evitar la fatiga CEA te aconseja:

  • Descansar media hora aproximadamente cada 200 kilómetros y realizar ejercicios de estiramiento de brazos y piernas.

  • Si se tiene sueño, parar descansar 10 minutos y refrescarse con agua fría, ya que favorece la estimulación. El café es un estimulante temporal que tras su efecto hace que el cansancio acumulado será mayor.

  • Ventilar el vehículo y evitar fumar, ya que el calor aumenta el sueño al provocar una bajada de tensión, lo que supone un estado de mayor relajación.

  • No tomar alcohol; ni comer en exceso.

  • Evitar la ingesta de medicamentos, si se está en tratamiento, comprobar si tiene efectos secundarios.

  • Vestir ropa cómoda.

  • Al primer síntoma de somnolencia, detenerse en un lugar seguro, para dormir unos minutos que permitan la recuperación.

Paola Cifuentes - Departamento de Comunicación

 

Etiquetas: fatiga, cansancio, libro del nuevo conductor, choque por alcance, tiempo de reaccion, microsueño, cansancio y sueño, sintomas de fatiga, somnolencia