¿Quieres saber si tu empresas está comprometida con la Seguridad Vial?

Rellena el cuestionario

El vehículo como factor de riesgo vial

La intromisión masiva del automóvil desde la segunda mitad del siglo pasado, ha generado una transformación importante de las condiciones y características de las urbes y de las vías y de cómo las personas han debido adaptarse e integrarse en sus roles como peatones, conductores y pasajeros.

El vehículo como factor de riesgo vial

Del mismo modo, este surgimiento ha determinado que se norme su desplazamiento y sus condiciones de seguridad con la intención de prevenir accidentes de tránsito que en nuestro país muestra tristes y preocupantes estadísticas.

Muestra del inmenso desarrollo que han experimentado las ciudades y que ha transformado la vida de las personas al tener que desplazarse cada vez a mayores distancias, es el incremento del parque automotor, asi por ejemplo, en el año 2011 había un total de 3.654.727 vehículos, en tanto en el año 2020 la cifra llegó a 5.591.145, o sea, hubo un aumento del 53%.

Como consecuencia de lo anterior y durante el mismo período de 10 años analizado, se observó un incremento de los accidentes de tránsito de un 28,5%, en donde por lo menos un vehículo estuvo involucrado en un siniestro vial, siendo la mayor frecuencia según tipología, la colisión, alcanzando un 53,6% del total, seguidos de los choques que registraron el 30,9%, volcadura con 7,4%, atropello un 5,9%, otros con 1,5% y finalmente caída con 0,4%.

En CEA Consultores en Seguridad Vial, ayudamos a las empresas a implantar la Norma ISO 39001, un Plan de Movilidad y Seguridad Vial, o realizar formación en Seguridad Vial para sus empleados. Información sin compromiso 222 322 654 o rellenando el formulario.

Con el correr de los años, los fabricantes de vehículos están obligados por rigurosas normativas a diseñar y producir vehículos con unas condiciones mínimas de seguridad. En este sentido, el esfuerzo realizado por la industria ha sido impresionante y el desarrollo acompañado de la investigación que viene efectuando permanentemente el sector de fabricación de automóviles y sus componentes han dado lugar a que dispongamos de automóviles cada vez más sofisticados técnicamente y mucho más fáciles y seguros de conducir, sobre todo si los comparamos con los primeros vehículos autopropulsados. En consecuencia, hoy en día hemos sido testigos que a los vehículos se les ha dotado de equipos y sistemas de vanguardia que propenden a brindar mejores condiciones de seguridad.

Disponemos, por ejemplo, de todo un conjunto de elementos de seguridad activa en el vehículo, que hacen que éste se comporte con seguridad cuando se mueve, evitando la posibilidad de que se produzca un accidente, tales como: los sistemas de frenado. todos los elementos relacionados con adherencia del vehículo a la vía, suspensión amortiguación, transmisión, neumáticos, los elementos relacionados con la visibilidad, incluyendo los sistemas de luces y alumbrado, entre otros.

Además, los vehículos actuales están equipados con otro conjunto de elementos denominados de seguridad pasiva. como el cinturón de seguridad, sistemas de absorción de impactos, los sistemas de retención infantil, el airbag, las barras de protección lateral, entre otros, diseñados para aminorar las consecuencias en las personas y otros vehículos tras producirse el siniestro.

El vehículo como factor de riesgo vial

No obstante, y a pesar de todas estas mejoras en la seguridad de los vehículos, como hemos comentado, los estudios y estadísticas comparadas con otros países conceden al vehículo un porcentaje medio de causa exclusiva de accidente situada en aproximadamente un 5%, a lo que hay que añadir obviamente que en ocasiones el vehículo es causa compartida de accidentes. Es en este contexto donde es necesario tener en cuenta que en la mayoría de los accidentes por fallo en el vehículo, la causa es atribuible al mal mantenimiento de la máquina por parte de los conductores, de hecho, en la estadística de siniestros viales año 2021, se registraron 1.257 casos atribuibles a causa de fallas mecánicas, correspondiente a 0,65% del total de los accidentes viales, cifra similar a la reflejada en los últimos 5 años.

Al hacer referencia de siniestros viales en función del vehículo, es menester hacer la diferenciación del tipo de vehículo que se trata, su antigüedad y sus condiciones técnico mecánicas en general, como elementos que son determinantes. Sin embargo, al hacer un análisis más minucioso y exacto, no hay que descartar también otros factores relevantes que suman y tienen gran peso en este tema, como lo son el número de kilómetros recorridos y las características de los conductores que los manejan, como su aptitud y actitud.

VICTOR M. CANCINO VELOSO
Experto en Investigación de Accidentes de Tránsito
Coordinador de Seguridad Vial CEA Chile

Etiquetas: Incremento del parque automotor, Prevenir accidentes de tránsito, ¿Qué es el factor de riesgo vehículo?, ¿Cuáles son los factores de riesgo de los accidentes de tránsito?, Principales factores de riesgo en accidentes de tránsito, ¿Cuál es el factor de riesgo que más influye en el uso de la vía?, ¿Qué es el factor vial?, ¿Cuál es el mayor factor en los accidentes de tránsito?, Los factores de riesgo relacionados con la seguridad vial, Educación Vial y Seguridad Vial