¿Quieres saber si tu empresas está comprometida con la Seguridad Vial?

Rellena el cuestionario

  • Inicio
  • Blog
  • La importancia de enseñar las normas de tránsito a temprana edad

La importancia de enseñar las normas de tránsito a temprana edad

Conocer el significado de cada color del semáforo, las diversas señales de tránsito, aprender que se debe cruzar la calle sólo en lugares permitidos, y siempre mirando hacia ambos lados, o exigirle a padres, madres y tutores a que siempre los deben acomodar en sistemas de retención infantil cuando viajen en automóvil, son algunos de los conceptos que se nos deben enseñar desde pequeños al momento de salir a la calle.

La importancia de enseñar las normas de transito a temprana edad

Es necesario que los padres por la salud y la educación de sus hijos les transmitan siempre los mejores valores. Es por esto por lo que, también deberíamos influenciarles de forma positiva en la educación vial a los niños. De hecho, la educación vial a temprana edad es el mejor momento para interiorizar valores y adquirir hábitos y comportamientos adecuados con los demás peatones, pasajeros y conductores de nuestro entorno.

¿Qué es la educación vial?

La educación vial es el proceso para adquirir, desarrollar e integrar conocimientos, capacidades y habilidades relacionadas con la seguridad en el tránsito y mejorar las relaciones y conductas viales ya sea como un mero peatón o cuando ya tengan edad para conducir un vehículo.

Los niños son uno de los principales grupos de riesgo por accidentes de tráfico por lo que la educación vial a los niños resulta de gran importancia. De hecho, lograr que aprendan las nociones básicas de prevención y seguridad vial no resulta tan complicado cuando se tiene el material adecuado para poder hacerlo. Además, los niños y adolescentes aprenden con mayor facilidad y absorben más rápidamente conocimientos que les ayudan a formar una visión de mundo. De este modo, incluir las normas de tráfico y de Seguridad Vial pueden ser una gran idea para promoverlas e inculcarlas desde bien pequeños. 

El objetivo de esto es sembrar en los niños la semilla del respeto por la vida, con el fin de provocar un cambio en la cultura cívica respecto de su comportamiento ciudadano, generando en los niños, habilidades de autocuidado en su calidad de peatones, que es el primer rol que adoptarán en la vía pública.

Que los niños descubran la educación vial trae consigo una serie de ventajas: Primeramente, aprenden a identificar las principales señales de tráfico, ya que con esto interiorizan las normas viales desde pequeños, adquiriendo habilidades y valores que luego normalizan. Sin duda, esto les ayuda a saber cómo desenvolverse en las vías públicas y evitar accidentes como atropellos (hacer uso de los semáforos, los pasos de cebra, a no cruzar sin mirar a izquierda y a derecha, destreza para poder moverse por la ciudad sin peligro, entre otras). Actualmente, en algunos establecimientos educacionales ya se dedica tiempo en enseñar nociones básicas de educación vial.

Educación y respeto en trasporte público también es un punto importante, podemos aprovechar cuando vayamos en transporte público con niños e inculcarles, por ejemplo, que lo correcto es ir sentados sin levantarse durante el trayecto o enseñarles los asientos habilitados para ancianos o personas con discapacidad física.

Por otro lado, el uso de la bicicleta y la importancia de la seguridad vial a la hora de ir en ella, siempre se debe usar el casco y circular por la ciclovía.

Todo este tipo de recomendaciones se pueden desarrollar mediante juegos o actividades didácticas. Los recursos lúdicos siempre funcionan muy bien con los más pequeños. Existen juegos que les pueden servir para poder adquirir los conocimientos básicos de una forma divertida.

La idea de este tipo de actividades es recrear situaciones reales que el niño pueda encontrarse tanto en un entorno rural como urbano para que de esta forma sepa lo que debe y no debe hacer en cada tipo de situación, cuál es el significado principal de las señales de tráfico con las que se encontrará en el camino, cuáles son las actitudes más seguras que podemos llevar a la práctica y, por supuesto, fomentar el respeto a los demás, uno de los valores que muchas veces, tanto peatones como conductores, no suelen tener en cuenta y que es conveniente potenciar y transmitir desde edad temprana.

Junto con relevar la iniciativa y la importancia que tiene que los niños logren comprender su entorno desde sus primeros años, el objetivo de esto es llegar a los padres “a través de los niños, que son promotores de la seguridad vial, así como también lo son del cuidado del medio ambiente, ya que ellos transmiten el mensaje y así generamos conciencia también en los adultos, tanto en el uso del cinturón, los elementos de retención, el no uso del teléfono celular mientras se conduce y otra serie de elementos”.

Gabriela Parra – Abogado Asesor

Etiquetas: transporte publico, seguridad vial, responsabilidad vial, señales de transito, Seguridad vial infantil, prevencion de riesgos, respeto por la vida, grupos de riesgo, uso de la bicicleta, actividades para niños de seguridad vial